top of page

Fotos de recién nacido en Valladolid



La llegada de un nuevo miembro a la familia es un acontecimiento muy especial. Por eso son cada vez más los padres que deciden guardar estos momentos tan efímeros para siempre. Tener un recuerdo de sus primeros días de vida, es tan importante para vosotros como para ellos cuando crezcan.


¿Cual es el mejor momento para fotografiarlos?


Nuestra recomendación es siempre que estas fotos se realicen entre los 5 y los 12 primeros días de vida. Si lo atrasamos más, el recién nacido estará más irritable, el nivel de sueño profundo que tienen durante los primeros días disminuirá, se les empieza a descamar la piel y ya pierden parte de la flexibilidad que tienen en el vientre materno y que es super importante para hacer las poses que caracterizan este tipo de fotografías.


¿Cuando reservar?


Es importante no dejarlo para el último momento ¡no esperes a que el bebé haya nacido para preguntar por esta sesión!. Lo ideal es hacer la reserva durante el tercer trimestre de embarazo, así podremos hablar y aclarar cualquier pregunta que os surja sobre el desarrollo de la sesión.


¿Cuanto dura la sesión?


El bebé será quien marque el ritmo de la sesión. Pararemos las veces que sean necesarias para alimentarlo, calmarlo o limpiarlo; su bienestar es lo primero.

La clave de estas sesiones es la paciencia, no todos los bebés se comportan igual, hay algunos que se pasan todo el rato dormidos y hay otros que pasaremos casi todo el rato intentando que se duerman ¡no pasa nada!.

Es muy muy importante que estemos muy tranquilos y relajados para transmitírselo al bebé, parece una bobada, pero cuando la mamá (por ejemplo) está nerviosa porque el niño no se duerme o no para de llorar, este estado se prolongará. ¡Se ha demostrado que los bebés perciben los estados emocionales de la madre!.


Estas sesiones siempre se hacen por la mañana, es cuando el bebé está mas tranquilo, entre las 9h-10h comenzaremos el reportaje. La duración está entre las 4 o las 5 horas, por eso reservamos toda la mañana para vosotros.





Otros aspectos a tener en cuenta


Un bebé recién nacido no es capaz de regular la temperatura corporal por sí solo, por lo que la sala deberá estar entre los 25 y los 27 grados centígrados aproximadamente. Además es importante que al bebé le llegue una suave brisa de calor, siempre cuidando que no sea un calor sofocante. Para ello, utilizamos un pequeño calefactor regulable.


Si al intentar realizar alguna pose, el bebé está incómodo o se inquieta demasiado, nos olvidaremos de ella y pasaremos a otra. Como hemos dicho antes, lo primordial es el bienestar y la seguridad del bebé.


No os tenéis que preocupar de que poner al bebé o ni hace falta que compréis cosas, disponemos de telas de fondo, accesorios y atrezzo que usaremos durante la sesión.




Si aún seguís teniendo alguna pregunta o queréis saber los packs disponibles, sólo tenéis que poneros en contacto con nosotros, os responderemos encantados en la mayor brevedad de tiempo posible. Te dejamos las diferentes posibilidades de contacto aquí.


¡Gracias por la visita! :)


61 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Comments


bottom of page