top of page

TIPS PARA HACER FOTOS A NIÑOS | Fotografía infantil en Valladolid

Queremos ayudarte a que las fotos que hagas a tus hijos este verano en vacaciones salgan lo mejor posible. Por eso, en este post, vamos a explicar unos cuantos trucos para que la tarea de hacer fotos a los peques de la casa deje de ser "misión imposible".

¡Allá vamos!


1. Olvídate de la frase "¡Mira a mamá!"


¿Verdad que te gusta tu hijo tal y como es? Pues déjale que sea el mismo, no interfieras en lo que esté haciendo en ese momento y mucho menos intentes llamar su atención con frases como: "¡Mira a mamá!", "Ponte ahí que te voy a sacar una foto" o "Sonríe". Que tu hijo salga en la foto feliz porque está feliz, seguro que no quieres una sonrisa forzada. Y si no sale sonriendo ¡no pasa nada!, saldrá igual de guapo.


2. Cualquier momento es bueno


Seguramente, los momentos más cotidianos del día a día sean los mejores para fotografiar: el desayuno, la hora del baño, un paseo en familia, jugando con la mascota, la hora de dormir o mientras juega con su juguete favorito Puede que te parezca aburrido y soso, pero si quieres retratar a tu hijo tal y como es, es la mejor manera de hacerlo, si no me crees ¡Haz la prueba!

Acostumbramos sólo a hacer fotos a los niños en momentos puntuales como celebraciones de cumpleaños o eventos especiales, pero en realidad no nos damos cuenta de que en esas fotos, no les sacamos tal y como son ni llevan ropa que les caracterice.


3. No le obligues


Si en el momento de hacerle la foto, tu hijo no está por la labor, lo mejor será dejarle y hacerla en otro momento. Ya sabes que cuantas más veces se le dice una cosa, menos querrá hacerla.

Pero, si estás de vacaciones familiares y quieres, por ejemplo, hacerle una foto en un monumento famoso (es decir, que la foto tienes que hacerla en ese momento sí o sí) ,no quiere y se pone a llorar, no dudes en hacérsela llorando ¡los niños también lloran!.Tendréis un recuerdo gracioso de ese instante y en ese lugar que seguro que cuando sea mayor le gustará ver.


4. La luz natural es la mejor aliada


Si no sabes usar bien la cámara o es la primera vez que la vas a usar, te recomiendo que no uses el flash, el desconocimiento de su uso seguramente haga que la imagen salga demasiado clara o quemada y el resultado no te gustará. Es mejor que aproveches la luz natural del lugar en el que te encuentras. Pero si vas a realizar la foto en las horas centrales del día, busca zonas de sombra, de esta forma evitarás que se creen sombras muy duras en el rostro del peque.

¡Eso sí! Si estás en un sitio oscuro o con poca luz y ves que no la luz natural no es suficiente, no dudes en usar el flash, no te quedes sin la foto solo por no usarlo.


5. Ropa de colores neutros


Si un día te animas a hacer unas fotos a tus hijos en casa o en el campo, te aconsejamos que les pongas ropa de colores neutros. De normal, solemos vestir a los peques con colores llamativos, estampados coloridos o camisetas con sus dibujos animados favoritos. Si usamos esta ropa para las fotos, desviaría mucho la atención de lo que es importante en la imagen. La ropa no debe ser la protagonista, si no un elemento más que permita que nos fijemos en el resto de la foto.

En el caso de que el hacerles fotos, no haya sido planeado, no pasa absolutamente nada, puedes tener fotos con ropa "normal" y con ropa "fotografiable", no queremos que cambies por completo el vestuario de tus hijos.


6. Enséñales las fotos que vas haciendo


Además de reforzar su autoestima, al verse en las fotos, entienden que juegan un papel importante. Esto suele funcionar, sobre todo en niños mayores, se ven bien en la foto y les pica el gusanillo de probar a hacer más para conseguir un resultado aún mejor


7. Adáptate a su edad y ritmo


Elige los momentos en los que estén más calmados o jugando de una forma tranquila. Los padres conocéis bien los ritmos de vuestros hijos, así que prepara la cámara en los ratos que sepas que van a estar más sosegados. Por ejemplo, si vais a la playa, cáptalos en un momento en el que estén jugando sentados en la arena. Las fotos siempre van a quedar mejor si los pillas de manera natural, sin que estén posando.

En el caso de los bebés, lo mejor es seguir el instinto maternal y paternal. Nadie sabe mejor que los papás cuando el bebé va a estar tranquilito.

En cuanto a los niños de 2, 3 y 4 años, será fácil captarlos despistados, pues a esa edad no están pendientes de ti ni de la cámara. Conforme se van creciendo, sí que estarán más atentos a lo que hagas, por lo que será más difícil conseguir unas fotos naturales, sin que se den cuenta. Para ello, intenta no darles indicaciones y deja que actúen como ellos quieran, hasta que, poco a poco, se vayan olvidando de que estás ahí con la cámara.


8. Cero poses


Nada de posados, te aconsejamos que dejes la creatividad para los fotógrafos profesionales. Lo que aparentemente parece sencillo y natural, en casa, nunca funciona. Sabrás en primera persona, que los niños hacen más caso a alguien que no conocen que a los papás cuando se trata de asuntos como una sesión fotográfica. Por esta misma razón, en apartados anteriores, hemos comentado que la mejor opción es hacerles fotos naturales y haciendo cosas que normalmente hacen.


9. A su altura


Parece obvio, pero quizás sea el consejo más importante de todos, agáchate para estar a la altura de los niños. Por supuesto, también puedes sacarles planos picados o contrapicados, pero las imágenes sacadas a su mismo nivel quedan más bonitas, sobre todo si se trata de planos cortos.


10. Y por último...


¡No te estreses! No pierdas la paciencia ni te desanimes si ves que no consigues la foto perfecta. Son niños, disfruta viendo que se lo pasan bien y déjate llevar. Si esta ocasión no te ha salido como esperabas, inténtalo a la siguiente.


 

¿Tienes algún truco a la hora de hacer fotos a los niños que te funcione y te haga la tarea más fácil? ¡Anímate a compartirlo con todos!


Gracias por la visita :)

53 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Comments


bottom of page